Los Caballos y el Frío (Respuestas y Consejos Importantes)

Es común pensar que los caballos pueden llegar a congelarse fácilmente en el invierno al igual que nosotros, pero esto realmente no es así.

Estos animales pueden resistir más a las condiciones climáticas frías de lo que tendemos a creer.

El hecho de que nosotros consideremos que el frío es insano, no quiere decir que sea igual para los caballos.

La realidad es que los caballos no necesitan estar con mantas y totalmente confinados en los establos durante los meses más fríos. Esto se debe a que están adaptados para vivir al aire libre.

¡Hemos investigado todo acerca de este tema, así que sigue leyendo para profundizar más!

Tabla de contenidos

¿Los caballos sufren el frío?

Es normal que te preguntes si los caballos son capaces de sentir frío o no, pues se trata de unas criaturas enormes con abrigos muy gruesos que, en primera instancia, se ven bastante calurosos.

Si bien es cierto que su pelaje y su sistema de calefacción interno son muy efectivos, también hay que tener en cuenta que son animales de sangre caliente, por lo que pueden enfriarse tanto como el resto de mamíferos.

Aun así, son capaces de soportar temperaturas mucho más bajas que la mayoría de especies en la naturaleza.

En condiciones saludables, los caballos aguantan el frío del invierno sin necesidad de mantas. Hablamos de “caballos sanos” porque aquellos que son delgados o muy viejos, muy probablemente sí necesiten la ayuda de una manta.

Cabe destacar que independientemente de la salud del caballo, su mecanismo aislante del frío puede verse comprometido si el viento o la tormenta son muy agresivos.

Esto es porque la humedad prolongada inhibe las grasas de su pelaje, entonces causa que su efecto impermeable natural sea menos efectivo.

Consulta qué pasa si un caballo se moja en la lluvia para saber más.

Qué temperatura aguanta un caballo

Por regla general, los caballos empiezan a sentir frío cuando la temperatura apenas desciende hasta los 0 °C, pero aun así pueden vivir tranquilamente a temperaturas de -7 °C.

Si no tienen acceso a refugio, pueden resistir poco menos de -17 °C, pero si cuentan con refugio, pueden tolerar temperaturas de hasta -40 °C.

Algunas razas de caballos de sangre fría, como los yakutianos o los islandeses, aguantan hasta los -58 °C.

Nota: estos datos no son absolutos, se ha demostrado que muchos factores influyen en la capacidad de cada caballo para hacer frente a las condiciones de bajas temperaturas.

La condición general del cuerpo es el factor más importante para determinar cuánto frío es capaz de soportar un caballo, es incluso más relevante que la raza.

Cómo saber si un caballo tiene frío

Cuando los caballos sienten mucho frío, comienzan a tiritar al igual que la mayoría de mamíferos; a su vez, buscarán acurrucarse con otros caballos para mantener su calor.

Otra señal para saber si un caballo tiene frío es que aprieta la cola contra su cuerpo, también suelen darle la espalda al viento, nieve, granizo o lluvia si el frío es extremo.

Aquí hay otras señales que indican que muy probablemente un caballo tiene frío:

  • No tiene suficiente alimento.
  • Está delgado.
  • Su temperatura está por debajo de los 37 grados centígrados.
  • Pelo erizado.
  • No tiene suficiente pelaje.
  • Tiene pelaje muy débil o liviano.

Cuidados del caballo en invierno

Los caballos están bien preparados para hacer frente al frío en los gélidos meses de invierno, pero igual hay un par de cosas que puedes hacer para mantener a tus caballos felices y sanos.

Aumenta su ración

Está comprobado que los caballos necesitan alrededor de un 1,3% más de energía por cada grado de centígrado que baja, esto es porque sus cuerpos trabajan el doble para mantener su sistema de calefacción central funcionando.

Por dicha razón necesitan más comida.

Todos los alimentos ayudan a los caballos para calentarse un poco, pero especialmente el heno y otros forrajes ricos en fibra son buenos para que su cuerpo produzca más calor.

Bríndale agua

La hidratación es fundamental para el calentamiento del cuerpo, aconsejamos encarecidamente que tu caballo tenga bebederos con agua potable en todo momento.

Si las temperaturas están por debajo del punto de congelación, considera comprar un bebedero automático con calentador.

Proporciona refugio y una manta para caballos

Esto es especialmente útil para aquellos que han sido esquilados recientemente, también para caballos que naturalmente tienen muy poco pelo o pelaje muy liviano.

Ten presente que la exposición prolongada a vientos y lluvia también puede ser contraproducente, así que lleva a tus caballos a sus establos cuando las temperaturas empiecen a bajar (preferiblemente que el establo no tenga humedad ni corrientes de aire).

Elimina el exceso de humedad o nieve

Es común ver caballos dentro de sus establos que aún tienen mucho frío, esto se debe a que ellos probablemente están húmedos si se mojaron afuera.

Para solucionar este problema, utiliza una toalla para secar el pelo de tu caballo hasta que tenga la menor humedad posible.

Cuando hay fuertes nevadas, el hielo y la nieve comúnmente se acumulan en los cascos de los caballos, remueve este exceso de nieve también y tu caballo te lo agradecerá.

Pasea a tu caballo

Como es de esperarse, el movimiento o cualquier tipo de actividad física en general es buena para aumentar el calor.

En este caso, la mejor manera de poner a tu caballo en movimiento es sacándolo a dar un paseo. Comienza caminando lentamente para que sus músculos se activen; por cierto, ten cuidado al trotar porque pueden resbalarse fácilmente con el piso y lesionarse.

Recuerda que andar en suelos mojados, congelados y resbaladizos no es su fuerte.

Contacta con un veterinario capacitado

Por último, en caso de que se presente algún problema de salud relacionado con bajas temperaturas, nadie está mejor capacitado y equipado para diagnosticar alguna hipotermia en caballos u otra enfermedad que un veterinario.

En caso de que tu caballo sufra de demasiado frío y creas que empieza a ser perjudicial para su salud, es momento de llamar un veterinario para que te brinde asesoramiento.

Puede ser muy tentador confiar en el consejo de las personas o en tu propio ingenio para diagnosticar o tratar a tu ganado, pero eso no es recomendable. La información más confiable viene de un veterinario.

Cómo soportan el frío los caballos

Al ser animales que viven al aire libre, han evolucionado para vivir en todo tipo de regiones con frío extremo.

Nos referimos a que no solo se acurrucan para protegerse del frío, también cambian fisiológicamente para adaptarse a su entorno.

Veamos cómo es que hace para mantenerse calientes en estado salvaje.

  • Aislamiento natural. A estos animales les crecen abrigos gruesos y con una capa aceitosa que tiene dos objetivos: aislar el agua y atrapar el frío.
  • Refugio. Sin dudas los caballos son animales muy inteligentes, se paran cerca de los árboles o rocas para que funcionen como cortavientos.
  • Ritmo metabólico. Tan pronto como empiezan a sentir frío, reducen su tasa metabólica para mantenerse más calientes, igualmente reducen su ritmo cardiaco, reducen la cantidad de sangre que fluye a sus extremidades y dejan de moverse tanto.
  • Protección de rebaño. Comienzan a acurrucarse entre sí para mantener el calor, también le dan la espalda al viento para proteger sus cabezas.
  • Alimentación. Cuando los caballos comen, su cuerpo empieza a digerir la comida, el cual es un proceso de calentamiento efectivo, sobre todo cuando comen forrajes altos en fibra.

¿Debería dejar los caballos a la intemperie durante del invierno?

Los equinos están bien adaptados para vivir al aire libre, incluso durante los meses fríos; sin embargo, es conveniente que te asegures de que tu caballo esté en condiciones para mantenerse afuera durante el invierno.

Lo más importante de este punto es la salud general de tu caballo. En caso de que se esté recuperando de una enfermedad, o si no come bien y está delgado, tal vez no esté listo para pasar el invierno al aire libre.

Preguntas frecuentes

¿Qué comen los caballos durante el invierno?

Los caballos comen sus comidas habituales durante el invierno, pero en mayor cantidad, esto es porque cuando comen (independientemente del alimento), su cuerpo produce más calor para digerir la comida, además de que necesitan un poco más de energía para que su sistema de calefacción interior siga funcionando.

¿Cuántos grados de frío aguantan los caballos?

La mayoría de los caballos toleran temperaturas de -17 grados centígrados si no tienen acceso a refugio, en un refugio toleran alrededor de -40 °C.

¿Cómo sobreviven los caballos en el invierno?

Incluso si es invierno, los caballos prefieren estar al aire libre. Como parte de su protección contra el frío, les crece pelo más grueso.

¿Cuándo poner la manta al caballo?

Para caballos con poco pelo o pelo fino, comienza a cubrirlos con la manta cuando la temperatura llegue a -4 °C, también es posible cuando llueva o haga viento. Los caballos de pelo moderado o grueso se cubren con la manta cuando la temperatura es de -20 °C.

¿Cómo proteger un caballo del frío?

  • Acondiciona su establo para el frío.
  • Cúbrelo con una manta.
  • Trote o saltos para que haga un poco de ejercicio.
  • Dúchalo con menor regularidad.
  • Proporciónale un poco más de comida.
  • Bríndale una dieta equilibrada rica en forrajes.

También podría interesarte »

Deja un comentario